Recomendaciones para la conclusión de la tesis


Las conclusiones de una tesis es la parte en la que el investigador debe resumir los resultados de su investigación a los que llegó luego de demostrar o negar su hipótesis, o lograr los objetivos generales y principales planteados al comienzo de la investigación.

En las conclusiones no deben aparecer elementos nuevos o que no hayan sido estudiados en el proceso de investigación. Sin embargo, sí pueden plantearse nuevas ideas o propuestas a partir de la investigación realizada.

Todo proceso de investigación que se convierte en una tesis presenta en su parte final las conclusiones, en las cuales el investigador señala lo más resaltante de su investigación y demuestra o niega la hipótesis planteada, así como el logro de los objetivos trazados. Sobre la redacción de las conclusiones no existen reglas definidas ni formas de contenido. Es por ello, que muchos investigadores cometen el error de colocar, en las conclusiones, información que difiere del desarrollo de su investigación. Por esta razón, en los siguientes párrafos proporcionaremos algunos consejos a tomar en cuenta al momento de formular las conclusiones de su investigación o tesis.

Lo primero que debemos decir es que las conclusiones de una tesis o trabajo de investigación no deben ocupar más de tres páginas. Es muy importante tener cuidado con la presentación, redacción y ortografía. También se recomienda señalar las conclusiones utilizando números, guiones o viñetas.

No hay un número determinado de conclusiones, pues estas deben ser presentadas según la relevancia del tema de investigación y los resultados obtenidos. Es necesario recordar que las conclusiones no son resúmenes de los capítulos de la investigación, como muchos investigadores creen.

Es recomendable tener en cuenta las siguientes recomendaciones al momento de redactar las conclusiones:

  • Mencionar los resultados obtenidos a lo largo de la investigación.
  • Demostrar cómo se han obtenido los resultados.
  • Señalar la conclusión general de toda la investigación.
  • Señalar las conclusiones parciales de toda la investigación.
  • Resaltar los aportes logrados en el campo de la investigación.
  • Indicar los vacíos que presenta la investigación, los cuales pueden ser resueltos por otro investigador.

Durante el desarrollo de las conclusiones, el investigador debe tener presente la relación que existe entre introducción y conclusiones de una investigación. Por un lado, la introducción presenta la hipótesis que la investigación busca demostrar o negar. Por otro, las conclusiones señalan cómo se han logrado los resultados de la investigación.


Fuente: APA

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO